5.6.13

El Secreto de los Actores Naturales


El Secreto de los Actores Naturales



La angustia. Esta nota obedece directamente a la angustia de buscar y no encontrar, actores o intérpretes que puedan llenar un rol de manera memorable.  Cualquiera que sea el soporte y el producto audiovisual.

¿Pero dónde están estos actores naturales? Según mi criterio, los actores están casi en todas partes:    vendedores, taxistas, maestros, agentes de seguros, recepcionistas, pastores, profesoras, conferencistas, periodistas, etc. Existen docenas de oficios y profesiones donde es necesario un buen dispositivo retórico. Las personas que ejercen estos oficios son potenciales actores "naturales". Los llamaremos naturales-retóricos.
Este grupo de actores no está exento de limitaciones. Tienen por ejemplo, un rango de interpretación limitado, necesitan personajes muy parecidos a ellos mismos o de lo contrario pierden el brillo "natural". Requieren de mayor contención emocional, debido a la falta de práctica en transitar ida y venida por sus sentimientos. Exigen a la dirección un vínculo profundamente personal, más que uno profesional. Y finalmente, su oficio o profesión cotidiano es prioritario a la actuación audiovisual.


Interpretes "naturales" con oficios escénicos. Los naturales-escénicos suelen estar vinculados a las artes. Encabezan la lista los actores de teatro, luego vienen los bailarines de cualquier disciplina, siguen los músicos, ya sean cantantes o instrumentistas y finalmente los y las modelos.


Es difícil salir de los lugares comunes en los oficios escénicos, donde un actor de teatro es siempre exagerado, un bailarín no sabe qué hacer con las palabras, un músico es tieso y un modelo tiene demasiado sentido del ridículo.  
 

¿Qué pasaría si por un momento le desactiváramos al actor su sobreactuación, le restáramos al bailarín el grueso del texto para dejar que hable su lenguaje corporal, le quitáramos al músico su partitura o su instrumento, con el que suele protegerse; y finalmente vistiéramos a la modelo con una bata de hospital y ni una gota de maquillaje?  Según mi criterio quedamos con un grupo de actores "naturales" con: memoria garantizada, dominio escénico, disciplina laboral y prioridad por el trabajo de interpretación audiovisual.

Es decir, un gran lienzo para trabajar.


Los actores teatrales que nos rodean (hablo de Centroamérica) no suelen tener ningún tipo de experiencia o formación en interpretación a cámara. Esto se debe a la carencia de industria audiovisual. En este sentido los directores y directoras de la región, tenemos el deber casi cívico, de formarnos en la dirección de todo tipo de intérpretes en función de mejorar sus niveles de actuación.


Camino indispensable
. Para poder llegar al preciado lienzo ya sea con actores naturales-retóricos como con actores naturales-escénicos, hace falta: Perderle el miedo al actor, cortar de raíz las mañas de actuación, cuales quieran que éstas sean. Hacer muchos ensayos (con guión o sin él), todos grabados y repasados. El actor necesita entender como lee la cámara lo que él o ella vive. Se debe fortalecer un vínculo previo entre la dirección y los actores de un film, para no topar con desacuerdos básicos a la hora de rodar.

Puede ser que el secreto de los actores naturales se su director/a.
Una directora con actitud camaleónica, puede mostrarle como la memoria corporal es la base de su trabajo. Un director debe ser capaz de decirle al actor que el tamaño SI IMPORTA, y que en cine es fundamental que sea pequeño. Los directores debemos pasarle cuidadosamente la antorcha creativa a los actores.